extincion
noticias y artículos sobre la extinción

“La extinción es la desaparición de una especie de manera natural o debido a la actividad humana; una especie se considera extinta en el momento en el que muere el último individuo de la misma.”

Animal Extinto

Guará (Dusicyon australis)

clasificacion de especie en extincion

Ejemplares de museo e ilustración

clasificacion de especie en extincion

Ejemplares de museo e ilustración

74,430

04/08/09

El guará (Dusicyon australis), también llamado zorro lobo de las Malvinas, es una especie extinta de cánido endémico de las Islas Malvinas.


UBICACIÓN TAXONÓMICA

Más de un siglo después de su extinción siguen las discusiones acerca de su verdadera ubicación taxonómica, aunque su ubicación en el género Dusicyon parece la más aceptada. Algunos han sugerido incluirle en el género de los perros domésticos (Canis sp.), pero no hay evidencias suficientes que lo avalen.

SUBESPECIES: También parece ser que contaba con dos subsepecies, ya que las zorros que poblaban cada una de las islas tenían ciertas características distintas, y por lo tanto eran dos subespecies distintas; los zorros de la isla Gran Malvina o guará de la Gran Malvina (Dusicyon australis australis) era una subespecie algo más pequeña y poseía un pelaje con tonalidad más clara y rojiza. La otra subespecie ocupaba la isla Soledad (Dusicyon australis darwinii).


HISTORIA

El descubrimiento como especie sería seguramente de Richard Simpson, quien visitó en 1689 las Malvinas y habló en su diario de ´zorros dos veces más grandes que los de Inglaterra´ y comentó la captura de un ejemplar joven que se arrojó por la borda asustado por las detonaciones de los cañones dirante el primer combate naval.

En 1764 el francés Bougainville intentó la colonización de las islas y bautizó a estos cánidos ?zorro lobo? o ?lobo zorro?.

A pesar de ser extremadamente mansos con las personas, debido a su atrevimiento a acercarse tanto sin temor provocó la confusión, y las personas los confundían con animales fieros. Pero muy lejos de la realidad, cuando algunos gobernadores británicos de las islas llegaron a ofrecer una prima por cada ejemplar, los guará desaparecieron rçapidamente ya que eran muy confiados y fáciles de matar.

Cuando Darwin llegó a la isla en 1833, los describió como pertenecientes del género Canis junto a los perros domésticos, y confirmó su docilidad ante las personas. En aquel entonces aún habían bastantes ejemplares, pero pocos años después, en un escrito de 1840 Darwin escribió: ´Antes de que se apolille el papel en que aparece la figura de este animal, habrá sin duda que incluirlo entre las especies que han desaparecido de la faz de la tierra´? y ciertamente, acertó. En 1850 ya quedaban pocos ejemplares vivos?

Pocos años antes de su extinción se sabe que por lo menos tres ejemplares fueron exhibidos en el zoo de Londres (1845, 1868 y 1870) pero nunca se tuvo una pareja para intentar la reproducción y estos animales vivían poco tiempo en cautividad.

Su población decreció drásticamente en pocos años y el último ejemplar cazado es de 1876 en la bahía de Shalloz al sur de la isla Soledad.

Actualmente quedan 11 ejemplares disecados, alguna piel, cráneos y mandíbulas en distintos museos.


CARACTERÍSTICAS

Otros nombres que recibe son zorrolobo, zorro malvinero, zorro malvinense o zorro antártico. El nombre de guará procede del que le dieron los gauchos rioplatenses (muchos de ellos oriundos de la Mesopotamia Argentina y la Banda Oriental) que entre los siglos XVIII y XIX se establecieron en las Malvinas; es una palabra que procede del guaraní, donde guará o aguará significa cánido silvestre.
En cambio su nombre científico tiene un sentido muy diferente, ya que el nombre de su género (Dusicyon) significa algo así como perro tonto (´Dusi´: tonto, ´cyon´: perro)

Medía de media 90 cm. de longitud desde el hocico hasta el nacimiento de la cola. La cola medía hasta 30 cm. Para hacernos una idea era un zorro robusto de aspecto semejante al zorro colorado o culpeo (Dusicyon culpaeus) de la Patagonia.

Con respecto a su pelaje, poseía un pelaje muy tupido, adaptado a los rigurosos inviernos de las Islas Malvinas. Tenía un amplio cráneo con pequeñas orejas.
El cuello y las patas eran de color amarillento, la garganta y los labios blancuzcos, orejas grisáceas, y la cola semejante a la de un zorro, parduzca en su origen aunque concluyendo en una típica punta blanca (característica compartida con el lobo de crín o aguará guazú (Chrysocyon brachyurus)).

Cavaban madrigueras donde se cobijaban para descansar y en los fríos inviernos.

Se movían en grupos, no se sabe si familiares o a modo de jaurías.

Seguramente no tenía miedo a las personas debido a que como era el único depredador de la isla, no tenía necesidad de desconfiar. De hecho era muy fácil matarlos, ya que se podía coger con una mano un trozo de carne, para cuando se acercaran acuchillarlos con la otra. Desde luego, una forma aún más cruel de matarlos por aprovecharse de su confianza.

ALIMENTACIÓN: No se conoce mucho sobre sus hábitos, y lo poco que se sabe viene de apuntes de exploradores y viajeros que visitaron las islas. Sí se sabe que era el único mamífero exclusivamente terrestres de esas islas y que frecuentaba los pajonales e pasto tussock y las costas marinas en busca de carroña, mariscos, nidos y algunas posibles presas como cauquenes (Chloephaga) o pingüinos (Spheniscidae). Parece ser que también se alimentaban de pinníedos (lobos marinos o focas), seguramente enfermos o crías pequeñas.

REPRODUCCIÓN: no se sabe nada acerca de su comportamiento en este sentido


HÁBITAT Y ÁREA DE DISTRIBUCIÓN

Era endémico de las islas Malvinas, donde habitaba pastizales, turbales y costas oceánicas.

Con respecto a su llegada a estas islas, hay varias teorías, ya que estas están alejadas unos 400 km de la costa sudamericana: las teorías van desde que había accesos en el Pleistoceno (aunque en este caso deberían de haber llegado otros animales como los roedores), hasta que proceden de animales domésticos (zorros domesticados o perros, aunque como ya se ha mencionado no hay evidencias arqueológicas determinantes de ello).


AMENAZAS Y EXTINCIÓN
< br> Eran animales muy mansos que se acercaban a las personas; el problema es que muchas veces los viajeros confundían la simple curiosidad de estos animales con intentos de ataques, por lo que se les mataba en verdaderas carnicerías para ´defenderse´. En parte, al asemejarse a los lobos más que a los zorros se llevaron la mala fama de los lobos en aquella época, pagando las mismas consecuencias de persecución y muerte.

Se les mataba por considerárseles una amenaza. En 1839 además sufrieron la persecución de los ´loberos´ norteamericanos, que los cazaban en grandes cantidades por sus piel de buena calidad, y también se les envenenaba a raíz de la introducción del ganado, y que los ganaderos los culpaban de depredar contra las ovejas. Se prendió fuego a la maleza y se llegó incluso a acusar a los animales de ser vampiros con el fin de justificar su erradicación. Una vez más, un depredador pagó un alto precio por la estupidez del hombre.

Finalmente se extinguieron en 1876 sin que nadie hiciera nada al respecto.


MEDIDAS DE CONSERVACIÓN

Como ya se ha indicado, tan solo se llevaron tres ejemplares vivos a zoos de Europa, y no se tomó ninguna medida de conservación para evitar su rápida extinción. Es pus un elemplo de total falta de concienciación, agravado por su escasa distribución al estar confinado a dos islas.


TAXONOMÍA

Reino: ANIMALIA

Filo: CHORDATA

Clase: MAMMALIA

Orden: CARNIVORA

Familia: CANIDAE

Nombre científico del guará: Dusicyon australis; Autor de la especie: (Kerr, 1792)

Nombre científico de la subespecie de la isla Gran Malvina: Dusicyon australis australis; (Kerr, 1792)

Nombre científico de la subespecie de la isla Soledad: Dusicyon australis darwinii; Thomas, 1914

Nombre común:
Inglés: Falkland Island Wolf, Falklands Wolf, Warrah, Antartic Wolf, Falkland Fox
Francés: Loup des Falkland, Loup des Iles Falklands

Fuente: IUCN; LIBRO Chebez, Juan Carlos, Bertonatti Claudio, ´Los que se van´, Editorial Albatros; Balouet, J C. & Alibert, E., 1989, Le grand livre des espèces disparues., Editions Ouest France por Mª Carmen Soria (Licenciada en Ciencias Ambientales)

Noticias relacionadas

Palabra clave: australis

Kiwi marrón de la isla Norte (Apteryx mantelli)

clasificacion de especie en extincion