extincion
noticias y artículos sobre la extinción

“La extinción es la desaparición de una especie de manera natural o debido a la actividad humana; una especie se considera extinta en el momento en el que muere el último individuo de la misma.”

Animal Extinto

Dodo (Raphus cucullatus)

clasificacion de especie en extincion

Representaciones del dodo, un esqueleto y una l√°mina.

clasificacion de especie en extincion

Representaciones del dodo, un esqueleto y una l√°mina.

79,968

21/05/09

El dodo (Raphus cucullatus) o dronte fue una rara ave no voladora end√©mica de las islas Mauricio, situadas en el Oc√©ano √ćndico, extinguida a finales del siglo XVII, un siglo despu√©s de su descubrimiento.

Esta ave que parece sacada de un mundo de fantasía por su curioso aspecto, y que seguramente no deja indiferente a nadie, se ha convertido tras su total desaparición en el arquetipo de especie extinta por causa de los seres humanos. No ha sido así solo por las características de su extinción, si no porque a muchos de nosotros nos hace pensar en cuántos animales no hemos podido conocer por culpa de la mala acción del hombre; se trata de caprichos de la naturaleza que por su aislada evolución, son más sensibles a las perturbaciones provocadas por el hombre. Pero como nada es en vano, el conocer estas extinciones nos debe hacer ver que no tenemos que repetir la historia; no permitamos que nuestros nietos conozcan tan solo el fin de especies tan normales para nosotros como los osos panda, los osos polares o las ballenas?


HISTORIA DE SU DESCUBRIMIENTO

Las primeras noticias que en Europa se tuvieron del ave parecen datar de 1574; unos a√Īos despu√©s, en 1581, un conquistador espa√Īol llev√≥ un ejemplar a Europa. Parece ser que su nombre proviene de los descubridores portugueses, que lo llamaron dodo (¬īest√ļpido¬ī en el habla coloquial portuguesa) por su torpeza y la facilidad con que pod√≠a ser cazada. Otra teor√≠a es que su nombre viene de la palabra holandesa dodoor que significa holgaz√°n. Sir Thomas Herbert en 1627 un dram√°tico epitafio: ¬īTienen un semblante melanc√≥lico, como si fueran sensibles a la injusticia de la naturaleza al modelar un cuerpo tan macizo destinado a ser dirigido por alas complementarias ciertamente incapaces de levantarlo del suelo¬ī.
Sin embargo, su torpeza y el hecho de que esta ave pudiera ser fácilmente cazada es debido a que en su evolución en la isla no contaba con grandes depredadores, ni por supuesto, con la presencia del hombre, por lo que no necesitaba ninguna adaptación a la huida.

También se le llama pájaro bobo, y más tarde también se le dio el nombre de dronte, una denominación algo más científica.

Con respecto a su género, fue nombrado en un primer momento Didus ineptus por Linnaeus por su aspecto torpe, aunque después se cambió de género y de nombre de especie.


EXTINCI√ďN

Los avistamientos m√°s recientes confirmados datan de 1662, 1638, 1631, 1628, 1627, 1611, 1607, 1602, 1601 y 1598. Por lo tanto el √ļltimo informe de un avistamiento oficial es el de un ejemplar en la costa Iversen en 1662.

Sin embargo, un esclavo huido llamado Sim√≥n dijo haber visto un dodo en 1674, y Benjamin Harry, primer oficial en el Castillo de Berkeley, afirm√≥ que a√ļn hab√≠an dodos en Mauricio en 1681. Sin embargo, la fiabilidad de estas afirmaciones son discutibles.

David Roberts, del Real Jard√≠n Bot√°nico de Kew, Reino Unido, y Andrew Solow de la Instituci√≥n Oceanogr√°fica Woods Hole, Massachusetts, EE.UU., publicaron en la revista Nature que han desarrollado un m√©todo estad√≠stico para estimar el tiempo que una especie puede seguir viva desde que se realiza el √ļltimo avistamiento registrado. Esto es debido a que se supone que quedan pocos y por eso no se ven, y adem√°s, a que el ejemplar que se vea tambi√©n seguir√° vivo al menos un tiempo m√°s, entre otros factores. Pues bien, teniendo en cuenta los √ļltimos 10 avistamientos cre√≠bles, sugieren que los dodos podr√≠an haberse extinguido 28 a√Īos despu√©s de su √ļltimo avistamiento, es decir, en 1690. Pero como decimos, es una hip√≥tesis no demostrada. Seg√ļn la IUCN, parece ser que las referencias a dodos hechas tras 1662 se refieren al rasc√≥n rojo (Aphanapteryx bonasia), extinguido en 1693.


EVOLUCI√ďN

El dodo al igual que otras aves del oc√©ano √ćndico, entre ellas el solitario de Rodr√≠guez (Pezophaps solitaria) y el √≠bis sagrado de R√©union (Raphus solitarius), estaba relacionada con las palomas que migraban a la isla desde √Āfrica y el sudeste asi√°tico y que hab√≠an dejado de volar al no tener enemigos, volvi√©ndose aves terrestres. Se cree que la paloma de Nicobar (Caloenas nicobarica) es el pariente m√°s cercano todav√≠a vivo.

EVOLUCI√ďN CONVERGENTE: En Madagascar, a 500 km de estas islas, exist√≠an las aves elefante (Aepyornithidae sp.), unas de las aves m√°s grandes que han pisado la tierra, de 3 metros de alto, y que tambi√©n contaban con grandes patas y peque√Īas alas ya que tambi√©n se adaptaron a no volar. Otro es el caso de los moa gigantes (Dinornis robustus), de aspecto similar a los anteriores, y end√©micas de Nueva Zelanda. Todas estas aves se extinguieron en todo, o en gran parte, tras la llegada del hombre.


CARACTER√ćSTICAS

Debido a que se extinguió en poco tiempo tras su descubrimiento, no se conoce bien su descripción precisa. De hecho, casi todo lo que se sabe sobre su aspecto externo deriva de descripciones y antiguo dibujos, junto con esqueletos y restos encontrados.

Parece ser que casi todo lo que se sabe de aquella época es gracias a Cornelis Matelief de Jonge, que en 1606 realizó una importante labor de descripción del dodo, y de otros animales y plantas de la isla.

Lo que sí se sabe es que era un ave de aproximadamente un metro de altura, con un peso entre 13 y 25 kg y de plumaje grisáceo.

Su pico era muy largo (23 cm) y de extra√Īa forma, con una gran punta en forma de garfio que probablemente le permit√≠a romper las cortezas de los cocos. Debido a que ten√≠a que mantener un gran peso sus patas eran robustas; eran amarillas y con un pu√Īado de plumas rizadas en su parte de atr√°s. Ten√≠a unas alas muy peque√Īas, que unidas a su gran peso y un estern√≥n insuficiente para soportarlo le hac√≠an incapaz de volar.

Cuando se descubrió a esta ave se le veía como un pájaro gordo y patoso, de ahí que se le pusiera como primer nombre científico Didus ineptus. Sin embargo, parece ser que esta visión se ha puesta en duda en tiempos recientes. Hoy en día, la opinión general de los científicos es que los viejos dibujos del dodo retrataban a ejemplares cautivos que habían sido sobrealimentados. Parece ser que estas aves tenían gran apetito.

ALIMENTACI√ďN: Las islas de San Mauricio tienen una estaci√≥n seca y otra h√ļmeda bien contrastadas; con lo que probablemente al final de la estaci√≥n h√ļmeda, el dodo, acumulara una buena cantidad de reservas de grasa, que le servir√≠an para la temporada seca, cuando la comida fuera escasa.
Lo cierto es que no se sabe bien de que se alimentaban y todo son especulaciones ya que no se tienen datos aut√©nticos. Seg√ļn algunos marineros, fueron vistos en zonas con agua capturando peces, aunque podr√≠an estar simplemente bebiendo. Puede ser que consumieran piedras con frecuencia, algo normal entre las aves, que consumen piedrecitas para ayudar a la digesti√≥n. Aun as√≠, parece ser que se alimentaban de frutos como cocos y otros frutos como los del tambalacoque (Sideroxylon grandiflorum). Este es un √°rbol tambi√©n llamado √°rbol Dodo, que antes se pensaba que solo pod√≠a germinar tras el paso por el tracto digestivo del Dodo. Actualmente se piensa que otras especies tambi√©n extinguidas pudieron contribuir a su germinaci√≥n, y hoy en d√≠a para ayudar a las semillas a germinar, los bot√°nicos usan pavos y cremas bru√Īidoras de gemas para erosionar el endocarpio y permitir la germinaci√≥n. Por lo tanto, la teor√≠a del mutualismo planta-animal en este caso, fue desechada.

REPRODUCCI√ďN: Acerca de las caracter√≠sticas del apareamiento y per√≠odos de incubaci√≥n no se conoce nada, aunque se han descrito los nidos como lechos de hierba en el suelo, donde las hembras se sentar√≠an incubando al huevo. Seg√ļn el escrito de un marinero, los gritos de un peque√Īo en su nido sonaban como los de un joven ganso.

CLONACI√ďN : Los cient√≠ficos han extra√≠do ADN de un dodo con la esperanza de la clonaci√≥n, como ocurre con otras especies como con el Tigre de Tasmania (Thylacinus cynocephalus) o el Bucardo o Cabra Mont√©s de los Pirineos (Capra pyrenaica pirenaica). Han obtenido el ADN de una cabeza medianamente conservada del Museo de Historia Natural de la Universidad de Oxford. Con este ADN lo primero ha sido descubrir las especies m√°s cercanas evolutivamente para poder completar la reproducci√≥n. Sin embargo, aunque se consiguiera, no ser√≠a un dodo realmente debido a que el ADN no est√° completo, y tendr√≠a genes de la otra especie.


H√ĀBITAT Y √ĀREA GEOGR√ĀFICA

Era end√©mico de las islas de San Mauricio, pa√≠s insular ubicado al suroeste del Oc√©ano √ćndico, a 900 kil√≥metros de las costas orientales de Madagascar y aproximadamente a 3.943 kil√≥metros al suroeste de la India.

Dada su situación intertropical, la Isla de Mauricio goza de un clima cálido, aunque la influencia oceánica modera la temperatura. Por la combinación de alta humedad y temperatura cálida ha prosperado una vegetación densa que incluye las palmeras cocoteras.


RESTOS DE DODOS

En octubre de 2005, una zona del Mare aux Songes (el yacimiento m√°s importante de restos de dodo) fue excavado por un equipo internacional de investigadores. Se encontraron muchos restos, incluyendo huesos de aves de diferentes edades, y buena parte del esqueleto de un √ļnico individuo. Antes de esto se dispon√≠a de muy pocos restos de dodos, y la mayor parte de lo que se ten√≠a eran huesos aislados, sin tener el conjunto del esqueleto de un √ļnico dodo, siendo los esqueletos existentes montajes a partir de huesos de diversa procedencia.

Un huevo de dodo se expone en el museo de East London en Sud√°frica. Uno de los restos que se han conservado m√°s intactos y los √ļnicos que han conservado algo de tejido blando son los que se exponen en el Museo de Historia Natural de la Universidad de Oxford; consistentes en la cabeza y las patas de un mismo individuo. Los restos del √ļltimo ejemplar disecado de dodo conocido se mantuvieron en el Museo Ashmolean, pero hacia 1755 el conservador del museo, dado el estado de deterioro, lo desech√≥.

En junio de 2007, unos aventureros explorando una cueva en las Mauricio encontraron el, hasta el momento, m√°s completo y mejor conservado esqueleto de dodo.


EL DODO EN LA CULTURA

Estas aves, pese a que coexistieron con las personas durante poco tiempo, ha tenido gran repercusión en la cultura, apareciendo tanto en escudos oficiales como en obras literarias:

En el escudo de Mauricio hay un dodo en su parte izquierda. La historia de su descubrimiento y extinci√≥n, su extra√Īo aspecto y la idea de que era un p√°jaro tonto, han convertido al dodo en un referente cultural importante y al que se hace menci√≥n desde muchas artes.

Aparición en obras literarias:

-Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll. Aparece en el capítulo 3 de dicho libro, en donde el dodo organiza una absurda carrera en la que decide que todos han ganado y por tanto, todos deben recibir un premio.
-Diarios de Ad√°n y Eva, de Mark Twain.
-Animales fantásticos y dónde encontrarlos, de la escritora J.K.Rowling en el cual se dice que supuestamente el dodo es en realidad un Diricawl, un ave mágica que tiene la capacidad de aparecer y desaparecer por voluntad propia, por lo cual los muggles (personas no magos) creen que se ha extinguido, cuando en realidad vive todavía en las islas Mauricio, pero desvaneciéndose constantemente para no ser detectada por las personas.

Adem√°s varios grupos y cantantes han compuesto canciones con el nombre de Dodo, como David Bowie, Genesis, Bad Religion, Nacho Vegas o Dave Matthews, y ha aparecido en la pel√≠cula La Edad de Hielo (Ice Age) en la cual se resalta la ¬īestupidez¬ī de este animal y en la serie Primeval o Invasi√≥n Jur√°sica.


CAUSAS DE LA EXTINCI√ďN

Como consecuencia de la llegada del hombre con sus especies introducidas, se produjo la completa extinción de esta ave en tan solo un siglo. Las amenazas fueron las siguientes:

-Con la llegada del hombre se introdujeron nuevas especies en la isla como cerdos, macacos cangrejeros, perros, gatos y ratas. Se estima que el saqueo de sus nidos por parte de las nuevas especies tuvo un efecto m√°s devastador que el de la caza.

-Con estas especies también llegaron las nuevas enfermedades

-Con todo esto llegó la destrucción de los bosques, de los cuales dependía en gran medida la subsistencia del dodo.

- Esta ave fue capturada como animal doméstico por su carne. Además fue directamente cazado por la misma causa. La carne de dodo no tenía buen sabor, pero sin embargo los marineros eran capaces de cazar hasta 50 para llevarlos en las embarcaciones, cubiertos de sal para conservarlos.

-Los pocos ejemplares que llegaban vivos a Europa se utilizaban la mayor√≠a de las veces para ir ense√Ī√°ndolos dentro de jaulas por diversas zonas, as√≠ como para ense√Īar a la gente c√≥mo eran capaces de comer piedras.


TAXONOM√ćA

Reino: ANIMALIA

Filo: CHORDATA

Clase: AVES

Orden: COLUMBIFORMES

Familia: RAPHIDAE

Nombre científico del dodo : Raphus cucullatus

Autor de la especie: (Linnaeus, 1758)

Nombre com√ļn: Ingl√©s: Dodo

Fuente: IUCN; Wikipedia; Petermaas por Mª Carmen Soria (Licenciada en Ciencias Ambientales)

Noticias relacionadas

Palabra clave: dodo

Alca gigante (Pinguinus impennis)

clasificacion de especie en extincion