extincion
noticias y artículos sobre la extinción

“La extinción es la desaparición de una especie de manera natural o debido a la actividad humana; una especie se considera extinta en el momento en el que muere el último individuo de la misma.”

Animal en Peligro de Extinción

Elefante africano

clasificacion de especie en extincion

Elefantes africano y un mapa de su distribucion

clasificacion de especie en extincion

Elefantes africano y un mapa de su distribucion

32,950

27/02/2014

El elefante africano (Loxodonta africana) se encuentra catalogado como vulnerable, por lo que está amenazado al igual que el elefante asiático (Elephas maximus), que está en peligro de extinción.


¿UNA SOLA ESPECIE O MUCHAS?

Por estudios genéticos que se han realizado parece ser que hay dos especies de elefantes africanos, el elefante de la sabana (Loxodonta africana) y el elefante del bosque (Loxodonta cyclotis). Una tercera especie, el elefante africano del oeste, ha sido postulado también. El elefante del bosque se distingue por su menor tamaño, orejas más pequeñas y por sus colmillos menos arqueados y que apuntan hacia abajo.

Sin embargo, el Grupo Especialista del Elefante Africano cree que son necesarias más investigaciones para la propuesta de reclasificación, ya que trabajar sobre la misma sin que se sepa seguro podría dar lugar a error, por ello vamos a hablar de estos elefantes en conjunto.


HÁBITAT Y ÁREA DE DISTRIBUCIÓN

Se les encuentra en 37 países, pero a pesar de ello, su rango está cada vez más fragmentado. Además, como cubre una zona tan grande de África, la situación de los elefantes en cada una es enorme, por lo que es más fácil hablar de estos elefantes diferenciando cuatro regiones: Este, Oeste, Sur y África central.

Países donde se extinguió: Se extinguió en Burundi en los años 70, en Gambia en 1913, en Mauritania en los 80. Países donde se ha reintroducido: en Suazilandia se extinguió en 1920, donde fue reintroducido entre los 80 y los 90.

Con respecto al hábitat, se encuentra en muchos: en el bosque denso, sabana abierta y cerrada, pasto y en pequeñas densidades en zonas desérticas de Namibia y Mali. Se les encuentra tanto en altas como en bajas altitudes, y tanto en el norte como en el sur.


CATEGORÍA EN LAS CUATRO REGIONES

La categoría de ´vulnerable´ es general, pero dentro de toda su área de distribución, tan amplia, tiene variaciones considerables. Para reflejar mejor esta variación de su estatus, se decidió incluir valoraciones concretas en las cuatro regiones donde hay elefantes.

África central: En peligro de extinción (EN)

Este de África: vulnerable (VU)

Sur de África: preocupación menor (LC)

Oeste de África: vulnerable (VU)


HISTORIA Y SITUACIÓN ACTUAL

Se piensa que este es el elefante que usaron algunos ejércitos en Europa, al norte de África y el Medio Oriente hace más de 2000 años; llegó a ocupar casi todo el continente africano, y se cree que había entre 3 y 5 millones entre los años 1930 y 1940. Sin embrago debido a la caza decayó drásticamente y en los 80 se estima que se asesinaban unos 100.000 elefantes al año y en algunas zonas murieron hasta el 80 %. Por ejemplo, la mayoría de los países de África occidental cuentan sus elefantes en decenas o centenas, con los animales dispersos en pequeños bloques de bosque aislado, probablemente sólo tres países de la región cuentan con más de 1.000 animales.

Para que nos hagamos una idea de lo difícil que es todo para el elefante, se calcula que tan sólo en 2009 se fabricaron más de 14.000 productos a partir de colmillos y otras partes de su cuerpo. Se calcula además que entre el 8 y 10 % de los elefantes africanos mueren cada año a manos del hombre para cubrir la demanda de estos productos. Como aproximación diremos que si hay actualmente entre 300.000 y 400.000 elefantes, esto significa que mueren entre 24000 y 40000 elefantes cada año.

Sin embargo, vemos que ha mejorado su catalogación gracias a los esfuerzos que se están realizando; las poblaciones del este y sur de África, con las dos terceras partes de elefantes del continente, están incrementándose un 4 % al año. Como resultado, se estima que en estas poblaciones se ha aumentado en 15000 elefantes desde 2006, y se cree que llegarán a tener más elefantes que las otras dos regiones juntas, que salen peor paradas.

La recuperación de la especie tiende a ser lenta, ya que al tener una sola cría cada 4 ó 5 años, cuesta mucho que aumente el número de elefantes si se matan a mayor ritmo del que se reproducen. Es muy difícil por todo lo que hemos dicho estimar el tamaño de la población. En 2002 la African Elephant Database (AED) calculó 402,067 (definidos), 59,024 (probables), 99,813 (posibles), y 99,307 (especulativos).


CARACTERÍSTICAS

Los elefantes africanos son los animales terrestres más grandes de la Tierra, superando en tamaño al elefante asiático. Para conocer más detalladamente las diferencias entre elefantes africano y asiáticos podéis leer pinchando aquí: ¿Conocéis las diferencias entre el elefante africano y el asiático?

TAMAÑO: Pesan entre 2.250 y 6.350 kg de media (aunque pueden llegar a las 10 toneladas), y miden entre 2,5 y 4 metros hasta la cruz (altura de los hombros). De largo entre el cuerpo y la cabeza logra de 6.0 a 7.5 metros, la cola mide de 1.0 a 1.3 metros. Los elefantes son inusuales entre los mamíferos, ya que continúan creciendo durante toda su vida, aunque la velocidad a la que crecen se ralentiza después de alcanzar la madurez sexual

Su cerebro es el más grande y su esqueleto pesa el 25 % del total de su peso.

INTELIGENCIA: Además los elefantes son animales extremadamente inteligentes, adaptables a los cambios, y manifiestan una cohesión social enorme.

TROMPA: La trompa del elefante es realmente su nariz, la cual utilizan para oler, respirar, agarrar comida y otras cosas. También saludan con la trompa y la usan para otros comportamientos sociales. Es un músculo tan útil que tiene unos 100.000 músculos diferentes. Los elefantes africanos tienen dos protuberancias en el extremo de la trompa.
Algunos de los mensajes emitidos según la posición de la trompa son:
Extremo sobre la propia boca o tocándose la oreja: sumisión.
Trompa levantada: estado de alerta, posible peligro.
Trompa contra el pecho: disposición para atacar de forma inminente.

COLMILLOS: Tanto los machos como las hembras tienen colmillos de marfil, con los que escarban en busca de agua y comida, y también los usan para arrancar la corteza de los árboles. Los machos usan los colmillos para luchar entre sí. Se trata realmente de incisivos superiores modificados.

PATAS: Los elefantes africanos tienen cuatro dedos en las patas delanteras y tres en las traseras, a diferencia de los elefantes del bosque y los asiáticos que tienen cinco delante y cuatro detrás.

PIEL: Su piel es marrón – gris con pelos erizados. Además es arrugada para retener la humedad que se evaporará más difícilmente, lo que ayuda a mantenerlo más fresco.

COLA: el extremo de la cola es aplanada con un mechón de pelos.

MOLARES: Debido al constante uso de sus molares, estos se desgastan con el paso de los años y son sustituidos varias veces a lo largo de la vida del animal. Hacia los 15 años, los dientes de leche son reemplazados por otros nuevos que duran hasta los 30 y luego por otros que se desgastan pasados los cuarenta, siendo sustituidos por unos últimos dientes que duran hasta aproximadamente los 65 años, 70 como mucho. Poco después el animal muere de inanición al no poder alimentarse correctamente.

ALIMENTACIÓN: Los elefantes se alimentan de raíces, hierba, fruta y corteza, y lo hacen en grandes cantidades. Durante la estación lluviosa , el elefante africano se alimenta principalmente de pastos , así como de las hojas de una gran variedad de árboles y arbustos. A menudo excava en busca de raíces después de las primeras lluvias de la temporada, y también se alimenta de flores y frutas cuando son abundantes. En otras épocas del año, también se alimentan de las partes leñosas de árboles y arbustos.
Un elefante adulto puede consumir hasta 135 kilogramos de comida en un solo día. No duermen mucho, y recorren grandes distancias en busca de las enormes cantidades de comida que necesitan para obtener la energía suficiente para sus cuerpos.

ADAPTACIÓN AL CALOR: Las orejas de los elefantes irradian calor para ayudar a refrescar a estos enormes animales, aunque a veces el calor africano es demasiado para ellos. A los elefantes les encanta el agua, y disfrutan duchándose. Para ello, absorben agua con la trompa y se la rocían encima. Después suelen cubrirse la piel con una capa protectora de polvo.

ESPERANZA DE VIDA: En libertad viven hasta 70 años, y en cautividad pueden llegar a los 80 o más. Muchos mueren al caérseles las últimas muelas por no poder alimentarse.

VIDA EN SOCIEDAD: Los elefantes forman grupos familiares de hembras y crías de unos 10 individuos con una hembra mayor a la cabeza, la matriarca. Los machos tras la pubertad se separan y forman alianzas mucho más fluidas con otros elefantes. En ocasiones pueden juntarse varios grupos formando manadas de más de cien elefantes. Esto puede pasar durante las migraciones.

Los lazos sociales entre los elefantes son muy fuertes, y si se enfrentan con el peligro formarán un círculo de protección alrededor de las crías; la matriarca adopta poses amenazadoras y puede llegar a atacar a los intrusos. Además se preocupan por los heridos.

COMUNICACIÓN: es muy variada y puede ser físicamente, mediante olores, y sobre todo mediante la vocalización. Algunos de estos sonidos los emiten en frecuencias que no puede oír el ser humano y que les permite comunicarse hasta a 8 kilómetros de distancia.

MIGRACIONES: Se traslada o migra, de acuerdo a la escasez y abundancia de comida, que puede estar relacionada con la temporada del año. En ciertos lugares mantienen un patrón bastante preciso con respecto al recorrido anual.

VELOCIDAD:Cuando se mueven, lo hacen a razón de unos 6 km/h a paso firme, aunque cuando se asustan o enfadan pueden correr a velocidades superiores a los 40 km/h.

REPRODUCCIÓN: No tienen una época de celo, si no que las hembras pueden estar preparadas para quedarse embarazadas en cualquier momento del año a partir de aproximadamente los 14 años. El embarazo dura más que el del resto de mamíferos, casi 22 meses. Suelen dar a luz una cría cada cuatro o cinco años. Al nacer, los elefantes ya pesan unos 90 kilogramos y miden un metro de alto.
Los pequeños tras nacer son dependientes de sus madres muchos años, hasta 6 más o menos; además en el grupo las otras hembras también los cuidan, sobre todo las jóvenes.

INTERACCIÓN CON EL HOMBRE: Los elefantes africanos, al contrario que sus parientes asiáticos, no se domestican con facilidad.


¿CAMBIAN LOS ELEFANTES SU MEDIO?

Los elefantes arrancan árboles, lo que crea el debate del rol de los elefantes en el cambio de su medio. Es negativo que hayan muchos elefantes para la naturaleza? En algunas zonas de transforman zonas boscosas en zonas de pasto abierto. Sin embargo, la naturaleza es sabia y ella sola puede mantener el equilibro. En condiciones normales, el ciclo natural hace que al haber muchos árboles, pueda aumentar el número de elefantes (que aumentan en número de manera lenta). Si acaban con una zona arbolada, como hay menos alimento decaerá de manera natural el número de elefantes, por lo que otros árboles tendrán tiempo de crecer; cuando haya más árboles aumentará el número de elefantes pero de nuevo de manera pausada… este es el ciclo de la naturaleza. Por lo tanto, en condiciones normales todo va bien. El problema es cuando intervienen factores que producen el desequilibrio.

Cabe reseñar además que debido a que estos animales recorren grandes distancias en busca de alimentos, contribuyen notablemente a la dispersión de muchas semillas de plantas que germinan en medio de una montaña de excrementos llenas de nutrientes.


AMENAZAS

La caza de elefantes para obtener sus colmillos de marfil y por la carne son las principales amenazas del elefante. Pero llegados al punto actual, aunque la caza ilegal sigue siendo un factor importante en algunas áreas, particularmente en África central, actualmente tal vez es más importante la fragmentación y pérdida de su hábitat debido a la continua expansión de las poblaciones humanas y a la rápida conversión del terreno. Una específica manifestación de esta tendencia es el aumento de conflictos entre personas y elefantes debido a que se entra en sus territorios; esto también agrava la situación.

Explicamos mejor algunos puntos a continuación:

CAZA: Como el marfil es tan valioso, muchos elefantes han sido abatidos para quitarles los colmillos. En la década de 1970 – 80 la demanda fue incluso peor. Kenia fue uno de los países más afectados, donde se cazó al 85 % de la población entre 1973 y 1989. La caza para obtener su carne también le ha afectado muchísimo.

CONFLICTOS ELEFANTE-PERSONA: Hoy en día una de las principales amenazas para su conservación es el conflicto entre los elefantes y las crecientes poblaciones humanas. El 70 % del rango donde viven elefantes está fuera de zonas protegidas donde frecuentan los cambios en el paisaje por la agricultura o la obtención de agua. Este conflicto a menudo acaba ocasionando daños o la muerte tanto en personas como elefantes.

DESTRUCCIÓN DEL HÁBITAT: La pérdida y fragmentación del hábitat de los elefantes debido a la rápida expansión de la población humana y la conversión de la tierra también se considera una importante amenaza.


MEDIDAS DE CONSERVACIÓN

En los 80, tras el drástico descenso del elefante en gran parte de su territorio, los científicos calcularon que, de seguir la tendencia existente y no tomar ninguna medida, el elefante se extinguiría en 1995. Por suerte, la protección de que goza actualmente este animal ha surtido efecto y eso ha podido evitarse, pero a pesar de que los gobiernos africanos imponen cada vez penas más duras contra el furtivismo, la caza furtiva sigue produciéndose hoy en día. Los cazadores que matan a estos animales tienen que pagar una multa de 10.000 € y se les retira la licencia de caza.

Actualmente están incluidos en el apéndice I del CITES desde 1989, donde se incluyen las especies sobre las que se cierne el mayor grado de peligro entre las especies de fauna y de flora. Aquí se prohíbe el comercio internacional de especímenes de esas especies, salvo cuando la importación se realiza con fines no comerciales, por ejemplo, para la investigación científica. Sin embargo, en algunas zonas están en el apéndice II con anotaciones específicas en Botswana (1997), Namibia (1997), Sudáfrica (2000) y Zimbawe (1997).

Además está incluido en el apéndice II de la Convención de Especies Migratorias.

También son objeto de varios grados de protección legal en todos los países de su rango. Sin embargo, aunque hay poblaciones de elefantes significativas en áreas bien protegidas, menos del 20% del área de distribución se encuentra bajo protección formal.

Otras medidas de conservación normalmente incluyen el manejo del hábitat y la protección a través de las leyes. El éxito en la protección del lugar debe dar como resultado mayores densidades de elefantes, aunque esto puede llegar a ser contraproducente para el territorio y otros animales, por lo que lo que se suele hacer es cambiarlos de zona. El sacrificio a gran escala de elefantes ya no es una opción de gestión de la población. Zimbabwe lo prohibió en 1988 y Sudáfrica en 1994.

A pesar de todo, llama la atención que la caza deportiva está permitida bajo legislación en algunos países, y los siguientes países desde el 2007 tienen cupos de exportación de trofeos de elefantes: Botswana, Camerún, Gabón , Mozambique, Namibia, Sudáfrica , Tanzania, Zambia y Zimbabwe. Aunque es difícil de entender, parece ser que se ha visto que en algunas comunidades locales donde están presentes programas de conservación en los que los ingresos procedentes de la caza deportiva de elefantes revierte directamente a las mismas, han demostrado ser eficaces en el aumento de la tolerancia a los elefantes, y por tanto indirectamente en la reducción de los niveles de conflicto entre humanos y elefantes.

Un número cada vez mayor de poblaciones de elefantes que habitan entre fronteras de países se administran a través de la colaboración de los países afectados.

También se han desarrollado planes de conservación a escala nacional y regional.

La protección de esta especie se toma en serio en muchos países donde hay guardias armados. El Grupo Especialista en elefantes africanos ( AfESG ) además ha establecido un Grupo de Trabajo de Conflictos entre Elefante y Humano ( HECWG ) para hacer frente a los problemas de conservación de esta especie.


TAXONOMÍA

Reino: ANIMALIA

Filo: CHORDATA

Clase: MAMMALIA

Orden: PROBOSCIDEA

Familia: ELEPHANTIDAE

Nombre científico: Loxodonta africana

Autor de la especie: (Blumenbach, 1797)

Sinónimos:

Elephas africana Blumenbach, 1797

Loxodonta cyclotis Matschie, 1900

Nombre común:

Inglés: African Elephant

Francés: Éléphant d´Afrique, Éléphant Africain


REFERENCIAS

Blanc, J. 2008. Loxodonta africana. In: IUCN 2013. IUCN Red List of Threatened Species. Version 2013.2. . Downloaded on 27 February 2014.

Arkive http://www.arkive.org/african-elephant/loxodonta-africana/

WWF http://wwf.panda.org/what_we_do/endangered_species/elephants/african_elephants/

http://www.edgeofexistence.org/mammals/species_info.php?id=77


CITA RECOMENDADA:

Animalesextincion.es 2014. Especie: Loxodonta africana. Descargado desde http://www.animalesextincion.es/articulo.php?id_noticia=366

Fuente: por Mª Carmen Soria (Licenciada en Ciencias Ambientales)

Noticias relacionadas

Palabra clave: elefante

¿Conocéis las diferencias entre el elefante africano y el asiático?

Asno salvaje de África (Equus africanus)

clasificacion de especie en extincion

Elefante asiático (Elephas maximus)

clasificacion de especie en extincion

Elefantes asiáticos que pintan

Hipopótamo común (Hippopotamus amphibius)

clasificacion de especie en extincion

Los elefantes africanos podrían extinguirse en el 2020

Rinoceronte negro del sur-centro de África (Diceros bicornis minor)

clasificacion de especie en extincion

Se amplía el Parque Nacional Tesso Nilo, mejorando la protección del Elefante de Sumatra

Ya está aquí el genoma del mamut

Palabra clave: africano

Antílope azul del Cabo (Hippotragus leucophaeus)

clasificacion de especie en extincion

Búfalo arni o búfalo de agua salvaje (Bubalus arnee)

clasificacion de especie en extincion

Burro salvaje asiático (Equus hemionus)

clasificacion de especie en extincion

Compromiso de los países para actuar urgentemente contra la caza furtiva

Conejo ribereño (Bunolagus monticularis)

clasificacion de especie en extincion

El genoma de los grandes felinos, secuenciado

Guepardo del Sáhara (Acinonyx jubatus hecki)

clasificacion de especie en extincion

Guepardo o Chita (Acinonyx jubatus)

clasificacion de especie en extincion

León del Atlas (Panthera leo leo)

clasificacion de especie en extincion

Leopardo de Java (Panthera pardus melas)

clasificacion de especie en extincion

Leopardo de Zanzíbar (Panthera pardus adersi)

clasificacion de especie en extincion

Leopardo del Amur (Panthera pardus orientalis)

clasificacion de especie en extincion

Lobo etíope (Canis simensis)

clasificacion de especie en extincion

Perro salvaje africano (Lycaon pictus)

clasificacion de especie en extincion

Rinoceronte de Sumatra (Dicerorhinus sumatrensis)

clasificacion de especie en extincion

Rinoceronte Negro de África Occidental (Diceros bicornis longipes)

clasificacion de especie en extincion