extincion
noticias y artículos sobre la extinción

“La extinción es la desaparición de una especie de manera natural o debido a la actividad humana; una especie se considera extinta en el momento en el que muere el último individuo de la misma.”

Animal en Peligro de Extinción

Okapi (Okapia johnstoni)

clasificacion de especie en extincion

Imágenes del okapi y vídeo en una reserva natural.

clasificacion de especie en extincion

Imágenes del okapi y vídeo en una reserva natural.

40,846

10/02/2014

El okapi (Okapia johnstoni) fue incluido en la Lista Roja de las especies amenazadas (IUCN) en el 2013, y hasta entonces era una especie desconocida para la mayoría. De hecho, aún ay mucho que aprender de estos animales que parecen una mezcla entre caballo y jirafa.


JIRAFAS Y OKAPIS

El okapi es una especie de mamífero artiodáctilo de la familia Giraffidae. Es el pariente vivo más próximo de la jirafa, y se puede considerar como un fósil viviente, por su parecido con los primeros jiráfidos aparecidos en el Mioceno.

Al igual que las jirafas, tienen una larga lengua negra que utilizan para arrancar yemas y hojas de los árboles, así como para el aseo. Su forma de andar también se asemeja al de las jirafas, ya que para desplazarse mueven a la vez la pata delantera y trasera del mismo lado del cuerpo, en lugar de usar las patas alternas.


POBLACIÓN

Es curioso que estos animales no fueron conocidos para la ciencia hasta 1901. Las primeras noticias del okapi en occidente se deben a Henry Morton Stanley, el famoso explorador del río Congo, que en 1890 refería en su diario el relato de los nativos Wambutti sobre un misterioso animal similar a los caballos de los exploradores, pero de menor talla. Ante la curiosidad de los rumores de la existencia de este animal, fue ´descubierto´ por sir Harry Johnston, en las selva de Ituri.
Los pigmeos nativos de África Central sí que sabían de su existencia, y lo describían como a una especie de caballo. De hecho su nombre proviene del que le daban los pigmeos, que le denominaban con el nombre de ´ o api´, lo que significa asno del bosque.
Inicialmente se le llegó a incluir con dudas en el género Equus con los caballos, pero esto cambió al conocerlo más en profundidad. De hecho es pariente de las jirafas, y se podría describir más bien como una jirafa que vive en la selva.

Tan extraña especie fue pronto demandada por numerosos museos y zoológicos de Europa y Estados Unidos, pero la mayor parte de las expediciones para capturar algún ejemplar fueron un fracaso debido a lo remoto de su distribución, por lo que la especie se salvó de la extinción. Sin embargo, el hombre ha ganado terreno con los años, y hora ha saltado la alarma ya que se encuentra en peligro de extinción.

El okapi entró en un declive en 1995 que parece ser que va a continuar debido a la intensificación de las amenazas y de la falta de medidas de conservación efectivas. El declive se estima en más del 50 % en tres generaciones (24 años), entre 1955 y 2013. Debido a las presiones negativas parece ser que esta tendencia se incrementará con el tiempo.

Para llegar a estas conclusiones se ha estudiado al okapi en la Reserva de fauna del Okapi (Réserve de Faune à Okapis; RFO), aunque también se han tenido en cuenta otras zonas donde existe la degradación del hábitat desde los años 80.

East (1999) estimó que la población debía ser mayor de 10.000 ejemplares, y Hart (2013) estimo que hay entre 35000 y 50000. Realmente se piensa que las cifras actuales tienen que ser menores a las estimadas y en descenso, pero no se tiene una estimación fiable de la población actual. Las últimas estimaciones más fehacientes realizadas son de la Reserva de Fauna de okapis realizadas entre 1993 y 1995 y repetidas entre 2005 y 2007. Los datos son de 4428 en el primer periodo y 2507 en el segundo, lo que se traduce en una disminución del 43 % de okapis. Otros estudios indican incluso un declive mayor.


HÁBITAT Y ÁREA DE DISTRIBUCIÓN

Vive en selvas de densa vegetación del Congo y parece ser que se ha extinguido de Uganda.

Se extiende en una zona de 383.190 km cuadrados, en los cuales se encuentra tanto hábitat inhabitable como áreas degradadas, urbanas y bosque pantanoso. Realmente nos tendríamos que quedar con 244.405 km cuadrados.


CARACTERÍSTICAS

La mayoría de información acerca de su biología proviene de animales cautivos, ya que de los animales en libertad se sabe bien poco.

Son animales diurnos aunque se les ha visto en ocasiones alimentándose de noche, y es principalmente solitario. Inicialmente se pensó que eran nocturnos.

Descripción: Aunque se parece mucho a un caballo, su cuello es largo aunque no tanto como el de las jirafas. Su cuerpo es marrón con rayas de un marrón más brillante en las mejillas, garganta y pecho. Su pelaje es corto, ligeramente aceitoso y con un olor característico. Las patas tienen rayas parecidas a las de las cebras en la parte superior, y son casi totalmente blancas en la parte inferior con una banda marrón. Sus orejas son largas y flexibles y los machos tienen pequeños cuernos recubiertos de pelo de hasta 15 cm.

Su sentido más desarrollado es el olfato, seguido del oído.

Longevidad: En cautividad llegan a vivir hasta 33 años.

El cuerpo mide 2.5 m de media y la altura hasta la cruz (hombros) es de 1.65 m. Pesan entre 180 y 317 kg. Las hembras son ligeramente más altas que los machos.

Territorialidad: Habitan zonas concretas que marcan, pero no son territoriales

Alimentación: Son rumiantes que se alimentan de más de 100 tipos de plantas. Comen hojas, hierbas, frutas y hongos, algunos de los cuales son venenosos. Parece ser que como antídoto para las toxinas venenosas los okapis consumen carbón de leña de los árboles de zonas quemadas, como se evidencia a partir de su estiércol; con respecto a las necesidades de minerales y sal, las observaciones de campo indican que se cubren al comer arcilla rojiza que se encuentran cerca de los ríos y arroyos.

Reproducción: La gestación dura unos 440 días, el recién nacido pesa entre 14 y 30 kg., y nacen entre agosto y octubre.
A los 20 minutos ya pueden amamantar y a la media hora ya se ponen de pie. Los primeros dos días seguirán a la madre a todas partes. Después se quedará en un escondite a modo de nido, donde permanecerá el 80 % del tiempo los dos primeros meses. Esto parece ser que acelera el crecimiento y proporciona protección frente a los depredadores. Durante este tiempo se amamanta y no defeca. El destete ocurre a los 6 meses, aunque puede seguir amamantándose más tiempo. Cuando desarrolla el rumen y comienza a comer empieza a defecar.
Las madres se comunican con sus crías mediante infrasonidos, al igual que los elefantes. Estos son sonidos que el oído humano no puede oír.
Al parecer, las crías más jóvenes no son capaces de diferenciar a su madre de otras hembras y pueden ser adoptadas por otras okapis con facilidad en caso de perder a su progenitora (la cual la defiende a veces hasta la muerte, incluso si se enfrenta con su único depredador, el leopardo).
Los machos comienzan a desarrollar sus cuernos al año y alcanzan el tamaño adulto a los tres años. La madurez sexual se cree que la alcanzan alrededor de los dos años de edad.


AMENAZAS

En resumen, desde 1980, la expansión de los asentamientos humanos, la deforestación y degradación del hábitat han eliminado importantes porciones del hábitat del okapi.

TERRITORIO: La mayor amenaza para esta especie es la pérdida de hábitat debido a la tala y a los asentamientos humanos, incluida la ocupación ilegal de áreas protegidas (Hart 2013, Quinn et al. 2013), y es que el okapi puede coexistir con poblaciones de humanos en bajas densidades en la selva, pero en zonas de alta actividad o densidad desaparece. Además un tercio de su territorio aproximadamente está en riesgo de sufrir mayores incursiones en el futuro.

CAZA: La caza para obtener su carne y piel es también una amenaza y el okapi desaparece rápidamente en áreas donde se usan trampas. En ocasiones se cazan o caen en las trampas accidentalmente cuando no son buscados.

GRUPOS ARMADOS: La existencia de grupos armados en los alrededores de las áreas protegidas más importantes también es un problema. Estos grupos impiden las acciones de conservación, incluso el seguimiento y estudio, y cazan furtivamente elefantes y otros animales. Además hay minería ilegal, tala ilegal, producción de carbón vegetal y aumento de la agricultura. En un incidente ocurrido en 2012, rebeldes armados llegaron a atacar el cuartel general de la Reserva de Fauna del okapi; como resultado murieron 7 personas y 14 okapis.


MEDIDAS DE CONSERVACIÓN

PROTECCIÓN: El okapi, a pesar de que ahora está amenazado, no se encuentra incluido en el CITES (Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres.). Sin embargo sí que se encuentra incluido en la categoría de ´en peligro de extinción´ según la IUCN desde el 2013.
Sí que está protegido por las leyes congoleñas y es un símbolo nacional, apareciendo en la insignia del Instituto Congoleño por la Conservación de la Naturaleza (ICCN) y en los billetes congoleños.

PROYECTOS DE CONSERVACIÓN: El Proyecto de Conservación del Okapi fue establecido en 1987 y trabaja con el RFO para proteger al okapi y su hábitat, así como la cultura de la población indígena.
Varias ONG internacionales también trabajan o han trabajado para conservar al okapi. Fauna & Flora International, Frankfurt Zoological Society, Wildlife Conservation Society, the Lukuru Foundation, y el Zoological Society of London (ZSL) con algunos de ellos.
La primera estrategia de conservación de la especie se desarrolló en un taller realizado en el Congo en 2013; este fue organizado por la ZSL en colaboración con ICCN (Quinn et al. 2013). En marzo de 2013 la IUCN estableció el Grupo de Especialistas de la Jirafa y el Okapi, con el objetivo de coordinar la investigación y conservación de ambas especies y apoyar la estrategia de conservación del okapi.

FALTA DE MEDIDAS ACTIVAS: La Reserva de fauna del Okapi (RFO), de 14.000 km cuadrados, y el Parque Nacional Maiko, de 10.800 km cuadrados, mantienen a importantes poblaciones, pero aun así ha descendido el número de ejemplares en ambos parques. Fortalecer las medidas de protección en ambos parques es el punto más importante en su protección.

INACCESIBILIDAD: También hay zonas con okapis que no están protegidas debido a la numerosa presencia de grupos armados. Hay otras zonas protegidas o no donde se encuentran pero no están bien estudiados y no se conoce su verdadera situación.

CONCIENCIACIÓN: Actuar sobre la población es también clave, ya que la extrema pobreza hace que algunos cacen ilegalmente para conseguir dinero. Además la información es importantísima, porque mucha gente puede actuar sin saber ni siquiera el mal que están ocasionando al medioambiente.

PROTECCIÓN EX SITU (fuera de su hogar): También podemos encontrar numerosos okapis en zoos y colecciones privadas de todo el mundo. En noviembre de 2011, representantes de las poblaciones cautivas del Norte de América y de Europa se reunieron para discutir el rol de las poblaciones cautivas en la conservación de la especie y acordaron mantener una población sostenible, gestionado de forma cooperativa las poblaciones ex situ del Okapi con las poblaciones in situ (en su hábitat natural).
Los zoos han sido el mayor soporte de este trabajo de conservación, donando en 2010 nada menos que 225.000 dólares al Proyecto de Conservación del Okapi, el 33 % de su presupuesto. El Instituto Congoleño por la Conservación de la Naturaleza (ICCN) es la agencia gubernamental responsable de la gestión de las áreas protegidas, pero cuenta con pocos recursos.


TAXONOMÍA

Reino: ANIMALIA

Filo: CHORDATA

Clase: MAMMALIA

Orden: CETARTIODACTYLA

Orden: GIRAFFIDAE

Nombre científico: Okapia johnstoni

Autor de la especie: (P.L. Sclater, 1901)

Sinónimo: Equus johnstoni P.L. Sclater, 1901

Nombres comunes: Inglés: Okapi

Fuente: http://www.iucnredlist.org/details/15188/0; http://www.lavanguardia.com/natural/20131126/54394875793/okapi-lista-roja-especies-peligro-extincion-uicn.html; http://www.arkive.org/okapi/okapia-johnstoni/video-12.html;http://www.ecologiaverde.com/el-okapi-es por Mª Carmen Soria (Licenciada en Ciencias Ambientales)

Noticias relacionadas

Palabra clave: okapi

Actualización de la lista roja de especies amenazadas

Picozapato (Balaeniceps rex)

clasificacion de especie en extincion