extincion
noticias y artículos sobre la extinción

“La extinción es la desaparición de una especie de manera natural o debido a la actividad humana; una especie se considera extinta en el momento en el que muere el último individuo de la misma.”

Noticias de Interés

Caza de focas otro año más

Escenas de la cacería y de focas a las que se caza

Escenas de la cacería y de focas a las que se caza

30,310

26/03/09

El lunes se abrió la veda de caza de focas en Canadá, y como siempre, esta está rodeada de polémica, y es que la presión ecologista y la oposición de la Unión Europea reavivan la polémica sobre una actividad de la que viven miles de familias en el noreste de Canadá, y en la que mueren miles de focas cada año.

Un año más, Canadá deberá dar argumentos que den sentido a esta matanza anual; para ello utilizan términos como los de : ´modo de vida´. ´valor económico´, ´sostenibilidad´, ´ausencia de crueldad´...pero aun así no parecen convencer, a pesar de que para este país esta es una práctica clave en el desarrollo económico de las comunidades pesqueras de la costa atlántica. Más de 6.000 familias dependen para su subsistencia de la caza de focas, que reporta anualmente unos 35 millones de euros.

Por otro lado tenemos que la caza comenzó el lunes en las islas de la Magdalena, en el golfo de San Lorenzo, y continuará a inicios de abril en las aguas al este de la provincia de Terranova y Labrador. Ottawa ha autorizado este año la captura de 338.200 animales: 280.000 focas de Groenlandia (Phoca groenlandica,) (5.000 más que en el 2008), 8.200 focas de casco (Cystophora cristata) y 50.000 focas grises (Halichoerus grypus) (38.000 más que el año pasado).

De todas ellas, solo la foca de casco está catalogada como vulnerable; además, de la foca de Groenlandia o foca arpa se calculan unos 5,5 millones de focas, pero esto no parece ser una excusa para tal masacre.


HAKAPIK

Otro argumento que da Canadá es el de que el hakapik o mazo con que golpean en el morro de las focas los cazadores de estos mamíferos no es un instrumento de caza salvaje. La Comisión Real sobre Focas y la Industria de la Caza de Foca determinaron que el hakapik es menos cruel que otros métodos utilizados en mataderos comerciales, métodos que son aceptados por la mayoría de la población. Según dicen, lo que llega a la mayoría de la población son imágenes alarmistas

Existen otras cacerías que se pretenden mantener con excusas parecidas como es la de la Matanza de calderones en Dinamarca, donde mueren más de mil calderones cada año.


PROPUESTA DE PROHIBICIÓN DE LA CAZA EN EUROPA Y OPINIONES EN CONTRA

La caza comienza después de que el Comité de Comercio Interior del Parlamento Europeo haya propuesto prohibir en la Unión Europea la comercialización de productos que utilicen la foca como materia prima.

Canadá es responsable de un tercio de las focas que se cazan en el mundo, alrededor de unas 900.000 al año, según datos de la Comisión Europea. Desde los centros de transformación canadienses o noruegos, las pieles viajan a mercados europeos en Londres o Estocolmo para ser vendidas a la industria textil.

Bruselas calcula que un tercio del mercado global de productos derivados de foca pasa o acaba en la UE. Sólo procedentes de Canadá, Namibia y Groenlandia (que suman el 60% de las focas cazadas), las importaciones alcanzaron en 2006 los ? 32 millones, informa publico.es.

La posibilidad de imponer un veto comercial estricto, visto por los ecologistas como un paso decisivo para someter a Canadá a una presión mayor, divide a los Gobiernos de los 27, que tienen que tomar una decisión en las próximas semanas.

Suecia, Dinamarca, Finlandia y países del Este como Rumanía o Bulgaria encabezan la oposición al veto que defiende el Parlamento Europeo. En su lugar, optan por la propuesta original de la Comisión Europea, que incluye excepciones para las focas matadas sin métodos que provoquen dolor, angustia o sufrimiento, según una portavoz comunitaria.

Además, numerosas organizaciones defensoras de los animales denuncian que esta práctica es cruel, difícil de controlar y que pone en peligro la supervivencia de esta especie. Pero la Embajada de Canadá afirma que con 5,5 millones de focas, tres veces más que en los años setenta, la población de focas hoy en Canadá es abundante y de ninguna manera está en peligro. Además Canadá asegura que no se cazan crías de foca, y denuncia que muchas organizaciones contrarias a la caza de focas utilizan imágenes de caza de bebés foca de piel blanca cuando ésta está prohibida desde 1987. La piel de las pequeñas focas es muy apreciada por la pureza de su color blanco. La Embajada desmiente que las focas sean despellejadas vivas y cita informes de veterinarios independientes y de expertos de la Autoridad Europea de seguridad de los Alimentos (AESA). Afirman que la reglamentación canadiense obliga a determinar claramente la muerte del animal antes de quitarle la piel.

Según Greenpeace (http://www.greenpeace.org/espana/campaigns/oceanos/caza-de-focas) el Plan de Gestión de caza de focas, que permite cazar miles de focas, no es viable. Y es que el cambio climático ha reducido drásticamente la cantidad de hielo que suele haber a estas alturas del año. Las hembras de foca de Groenlandia suelen parir directamente sobre grandes fragmentos flotantes de hielo y las crías permanecen en ellos hasta que desarrollan sus habilidades natatorias. En 2002 el 75% de los cachorros de foca de Groenlandia nacidos en el Golfo de San Lorenzo, una de las dos zonas de caza de focas en Canadá, fallecieron por la pérdida prematura del hielo sobre el que habían nacido. A juzgar por cómo fue el pasado invierno en la zona, la situación este año puede ser aún peor. En estas condiciones, es inaceptable que el gobierno de Canadá mantenga sus planes de acabar con 270.000 focas.

Greenpeace, a tal respecto, realizó una revisión del informe de 2005 llamado ´La Caza de Focas en Canadá: sin plan y sin gestión´ donde se detallan las imprecisiones e inexactitudes utilizadas por el Gobierno canadiense para justificar la caza comercial de focas. Algunos puntos son:

- Que el gobierno de Canadá no ha podido determinar el número exacto de focas matadas por los cazadores
-Que los cálculos hechos por el Gobierno canadiense sobre el crecimiento de la población de focas asumen que los factores ambientales y biológicos permanecerán sin cambios tanto a corto como a largo plazo, una premisa altamente cuestionable a la luz de los crecientes impactos del cambio climático sobre las condiciones de los océanos y las zonas heladas
-Que las cuotas de caza se basan en censos de focas realizados a intervalos de cinco años. Pero debido a que las cacerías se centran en crías que no alcanzan la edad reproductora hasta los cinco años de edad, los impactos en la población pueden tardar más de 10 años en conocerse y son necesarios 15 años para determinar la evolución de la población. Por tanto, los censos realizados por el Gobierno canadiense no reflejan la realidad del estado de estas poblaciones.

Rusia, por otro lado, ha prohibido a mediados de Marzo la caza de bebés foca una semana después de que el primer ministro del país, Vladimir Putin, la calificase como ´industria sangrienta´. ´La matanza de esos animales indefensos, que no puede ser considerada como una caza real, está prohibida en nuestro país, tal y como ocurre en la mayoría de los países desarrollados, lo que supone un paso serio en la protección de la biodiversidad de la Federación Rusa´, ha dicho el ministro de Recursos Naturales Yuri Trutnev. Así pues se prohibe la caza de las crías de foca de Groenlandia de menos de un año en todo el mar Blanco, adonde esa especie emigra para procrear desde el mar de Bárents.

Pese a la controversia al respecto de las consecuencias económicas de la matanza de foca, lo cierto es que mueren miles de foca cada año desangradas, lo cual no pasa inadvertido ni para gobiernos ni para personas de la calle, que se hacen oir a través de asociaciones ecologistas. Esperemos que se les haga caso, y que se encuentren alternativas a tal crueldad

Fuente: www.abc.es; www.lavozdegalicia.es; www.abc.es por Mª Carmen Soria (Licenciada en Ciencias Ambientales)